¿Podrían ser Obama y Cameron cómplices de crímenes de guerra en Yemen?

 

En vísperas del día de Navidad, en una sesión patrocinada por los Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas discutió en Nueva York la guerra del Yemen. Los mismos que ponen en las manos de los saudíes la espada -bajo pago, claro- llamaron a sus colegas diplomáticos del mundo a sentarse juntos para escuchar el uso que sus clientes han dado a la misma. El encuentro tuvo lugar muy poco después de una decepcionante reunión celebrada días antes en Suiza, entre representantes del gobierno de Hadi de un lado y los Huzis y el partido del viejo Presidente Saleh del otro, para encontrar una solución al conflicto.

El ponente elegido en Nueva York fue Zeid Ra´ad al-Hussein, un pariente del Rey Hussein de Jordania que ha sido nombrado Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y que se supone es cercano a Estados Unidos. Conocedor bien del tema informó a los diplomáticos del tremendo daño que la guerra esta causando al Yemen y su gente. Fue claro sobre quien recae la mayor parte de la responsabilidad, “una parte desproporcionada parece ser resultado de los bombardeos ejecutados por las fuerzas de la coalición”, dijo.

http://www.nytimes.com/2015/12/23/world/middleeast/saudi-led-war-in-yemen-frays-ties-with-the-us.html?_r=0

La coalición esta encabezada por Arabia Saudí pero Estados Unidos es uno de sus principales miembros, como lo es Gran Bretaña. Era una denuncia clara y directa contra los ataques desproporcionados y sin objetivos militares que caracterizan los ataques aéreos de la coalición, pero cayó en tierra baldía. Las bombas siguen matando civiles de la misma manera que antes. ¿Para qué sirvió la reunión? ¿Se trato de un evento navideño que tanto gustan en Manhattan organizado por Samantha Powell la periodista “humanitaria” convertida por Obama en Embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas?

Samantha Power ganó atención mundial hace unos años cuando vociferó como una plañidera su preocupación por la suerte de los civiles amenazados por la ofensiva militar del coronel Gadafi contra los rebeldes libios. Sus lloros públicos formaron parte notoria de ese aborto que ha sido la guerra humanitaria de occidente en Libia. Me imagino que tanto ruido por los civiles de Libia no cuadraba bien con su silencio por los civiles en Yemen. La embajadora ha entrado en un período que tiene que cuidar su reputación. Necesita rehacer su curriculum “humanitario” de una forma medianamente creíble sino quiere estar en paro para febrero del año 2017. ¿Cómo podía aparecer sin compasión con las mujeres y niños del Yemen con los que habría sufrido con los de Libia?

Su invitado Zeid Ra´ad al Hussein se lo ha puesto difícil. La mayor parte de los crímenes contra civiles, comentó, han sido cometidos por aviones y bombas proporcionados por Estados Unidos o Gran Bretaña. Los aviones militares, mucha veces además son suministrados de combustible en vuelo por aviones de Estados Unidos, han asesinado a la mayoría de los 2700 civiles muertos a consecuencia de la guerra, muchos de ellos niños, algunos fallecidos cuando jugaban con bombas de racimo. Docenas de escuelas han sido destruidas por bombas guiadas suministradas por el Pentágono. El sistema de salud esta al borde del colapso de tantos centros de salud y hospitales atacados, más de 70. La inteligencia de Estados Unidos suministra coordenadas de objetivos a atacar. La suerte del hospital de Médico sin Fronteras (MSF) atacado por aviones militares de Estados Unidos en Afganistán ha sido seguida por hospitales de MSF en Taiz y Sada en Yemen. ¿Que le pasa al equipo de agentes de EEUU que elaboran las coordenadas de los ataques?

Conociendo sus culpas, la embajadora “humanitaria” Powell ha dicho a periodistas que “Estados Unidos ha tenido conversaciones privadas con funcionarios saudíes en las que se les ha pedido cumplir las leyes internacionales que rigen las guerras”. No sé porque un pedido de esta manera debe ser privado. Hasta ahora la señora Powell no ha hecho ningún llamamiento a bloquear el acuerdo firmado recientemente por su gobierno con los saudíes, por el cual Estados Unidos se compromete a suministrarles armas, principalmente bombas guiadas, por un valor de 1.290 millones de dólares1. El bloqueo sería mucho más efectivo que las conversaciones con los saudíes. Son las bombas con las que se comenten los crímenes de guerra y contra la humanidad en Yemen.

Con sus denuncias Zeid Ra´ad al-Hussein ha dejado sin excusas a ese premio nobel de la paz de pacotilla que es Obama quien para no enfadar al Rey Salman aprobó la firma del contrato propuesto por el Pentágono. El Alto comisionado para los Derechos Humanos dejó claro que las armas proporcionadas por Estados Unidos y Gran Bretaña a Arabia Saudi han sido utilizadas para atacar directamente a la población civil asesinando a cientos de personas inocentes. Washington y Londres estar malamente ligados a las tremendas atrocidades y a la deteriorización creciente de la situación humanitaria en Yemen.

El silencio de la prensa -como sabemos por Wikileaks el gobierno saudi es generoso con los que informan de “manera correcta” a sus intereses – sigue ocultando las atrocidades saudíes en la guerra del Yemen y oculta que la venta de armas a Arabia Saudi va contra la ley internacional. Una ley aceptada por los propios gobiernos que suministran las armas.

https://wikileaks.org/saudi-cables/press

Recientemente Amnistía Internacional encargó a un despacho de abogados en Gran Bretaña, Matrix Chambers, que estudiase si la venta de armas a Arabia Saudi por el gobierno ingles es legal. El gobierno ingles ha aprobado más de 101 licencias para exportar armas a Saudi Arabia desde que empezó la guerra de Yemen en marzo del 2015 por un valor de 1750 millones de libras en repuestos para aviones de combate y bombas y misiles para los mismos. Los abogados han llegado a la conclusión de que la venta de armas a Arabia Saudi rompe la ley local, europea e internacional al saber que las armas suministradas son usadas directamente contra la población civil. Lo mismo es aplicable a los fabricantes españoles.

http://www.theguardian.com/world/2015/dec/17/uk-yemen-civil-war-arms-sales-saudi-arabia

Hay evidencia de que un misil de Gran Bretaña fabricado por Marconi ha destrozado una fabrica y matado a un civil, pero se sospecha que la misma suerte han corrido graneros, campos de refugiados, puertos, e infraestructuras, todas ellas sin funciones militares. David Cameron y su compasión conservadora han sido fácil víctimas de una bomba saudí de cientos de millones de libras. Eso es el valor de sus principios morales. Amnistía Internacional ha calificado la venta de armas a Saudí Arabia para ser usadas en la guerra del Yemen de “ilegal, inmoral e indefendible”. img968

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized, yemen y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s